Un Pastelito de Mindfulness

Esta semana cuando sientas agobio, tensión o estrés, te vas a regalar cinco minutos para saborear un “pastelito de  mindfulness”. Este delicioso pastelito, este relleno de “respiración consciente” y “cuerpo en acción”
Debes comer el pastlito despacio, saboreando cada bocado, no hay prisa, deja que los aromas y sabores inunden tu paladar, siente la suavidad aterciopelada del chocolate y la delicada textura del bizcocho.
¿Dispuesto a gozar de tu pastelito?, sólo tienes que seguir estos sencillos pasos:

  • Primer bocado: comienza con 10 respiraciones conscientes
  • Segundo bocado: moviliza tu cuerpo, acércate a la ventana, mueve los brazos, desperézate, da pequeños saltos. Quizás quieras poner música y bailar.
  •  Tercer bocado: finaliza con 10 respiraciones conscientes.

¿Delicioso, verdad?